Sé que pueden quemar libros, arrasar bibliotecas, prohibir lenguas, desterrar creencias,
borrar pasados, dibujar presentes, ordenar futuros, torturar y ejecutar personas... Pero
también sé que aún no han descubierto como matar el cuerpo intangible y luminoso
de una idea, de un sueño o de una esperanza.

julio 25, 2005

Preparando las alas - IFLA 2005

Preparando las alas

Por Edgardo Civallero

Entre el 14 y el 18 de agosto de 2005, se desarrollará en Oslo (Noruega) la 71st IFLA General Conference and Council, World Library and Information Congress. Este año, el título de la Conferencia es "Libraries – A voyage of discovery" (Bibliotecas – Un viaje de descubrimiento). Merced al apoyo de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional y de IFLA-ALP, podré estar participando de este evento con un póster acerca de mi trabajo con comunidades aborígenes y colaborando, el martes 16, en el Bazar Multicultural que la Comisión a la que pertenezco (Poblaciones Multiculturales) organiza en la Biblioteca Pública de Oslo para festejar sus 25 años.

Pero hay más... La ayuda económica me permite participar, así mismo, de uno de los 17 encuentros satélites que se realizarán en Escandinavia, en forma previa a IFLA 2005. En mi caso, entre el 10 y el 12 de agosto, la Sección de Bibliotecas para Poblaciones Multiculturales (dentro de la cual trabajo) organizará un encuentro en Estocolmo (Suecia) centrado en la multiculturalidad y el plurilingüismo, y en cómo responde la biblioteca a esas necesidades. En dicho encuentro participaré con una conferencia acerca del rol que pueden cumplir las colecciones sonoras en la conservación y recuperación de lenguas en peligro (con ejemplos latinoamericanos).

El diario de viaje –en el cual pretendo reflejar la realidad de los eventos en los que participe, y mi percepción de los mismos– será publicado, entre el 8 y el 22 de agosto (fechas de mi periplo) en estas mismas páginas.

Este viaje no sólo es una experiencia personal increíble, debido a que me permitirá visitar tierras en las que nunca estuve (a pesar de haber pasado doce años de mi vida deambulando por Europa). Me permitirá también mostrar parte de mi trabajo, y presentar asimismo algunas posturas que compartimos muchos colegas latinoamericanos: posturas centradas en la bibliotecología progresista, en el multiculturalismo, en la anulación de barreras digitales y mentales.

He criticado a IFLA y a otras asociaciones internacionales por perpetuar posturas y políticas eurocentristas, y por olvidar a un gran porcentaje de los colegas del planeta. Pero, desde que me he involucrado en el trabajo interno de varias organizaciones, me he dado cuenta de que, si bien mi opinión era cierta, las cosas se pueden cambiar: pueden exponerse discursos alternativos o completamente opuestos al dominante (siempre que se planteen con la debida profesionalidad y respeto), pueden presentarse opciones y solicitarse cambios... La oportunidad está abierta: hay que aprovecharla.

Muchas veces pensé que los cambios grandes se lograban de abajo hacia arriba, en forma rápida y, a veces, violenta. Con el paso de los años, me di cuenta de que los cambios se logran desde la base de la pirámide (infiltrándola lentamente, desde muchísimos puntos, mientras más mejor) pero también desde la cima. Porque el trabajo bien hecho entre las directivas de las grandes organizaciones (las que deciden los puntos importantes de nuestra profesión o de nuestro futuro) puede lograr muy buenos resultados, resultados que no signifiquen nuestra exclusión, nuestro olvido, nuestra pérdida, sino nuestra inclusión, nuestro reconocimiento, nuestro desarrollo, nuestro diálogo internacional y nuestra interacción con otros sectores.

Confío en que este viaje y esta experiencia (me) permitan abrir puertas.

Y... no me envidien ni me regañen, pero pienso comer todo el arenque ahumado, todo el queso y todo el helado que pueda... Al fin y al cabo, no siempre se tiene una oportunidad así, ¿verdad?

Ilustración.