Sé que pueden quemar libros, arrasar bibliotecas, prohibir lenguas, desterrar creencias,
borrar pasados, dibujar presentes, ordenar futuros, torturar y ejecutar personas... Pero
también sé que aún no han descubierto como matar el cuerpo intangible y luminoso
de una idea, de un sueño o de una esperanza.

julio 11, 2006

Viajando (de Congreso en Congreso...)

Viajando de congreso en congreso

Por Edgardo Civallero

Hace mucho tiempo, unos amigos de habla quechua me bautizaron wayrachaki. La traducción literal es "pies de viento". Una traducción aproximada –y menos poética– al castellano sería "nómada, trotamundos, andariego...". Me enganché a ese apelativo desde que me lo pusieron por lo bien que me define: amo viajar, sea donde sea y cómo sea.

Y de ahora en más, y hasta fin de año, un buen número de eventos profesionales me van a tener en movimiento por Latinoamérica. Estos eventos van a congregar a colegas de los cuatro horizontes de esta tierra en donde los inviernos australes se funden con los veranos boreales.

Dado que tengo la (¿vana?) esperanza de poder participar en todos ellos de una forma u otra (además de estar asistiendo un año más a la Reunión de IFLA, esta vez en Seúl, Corea del Sur), creo que podré publicar algunas novedades acerca de los mismos, de los personajes que participen, de las temáticas tratadas y de los ambientes en los cuales se desarrollen, así como de las realidades bibliotecológicas y humanas de los países anfitriones.

Por ende, quiero realizar una presentación general de estos encuentros. Muchos de ellos aún tienen abiertos los plazos para la presentación de trabajos: éste es un punto importante para animar a la participación, a la colaboración y, por supuesto, a la asistencia.

Si bien muchos Congresos en los que he participado últimamente me han decepcionado personalmente (lo cual no significa que fuesen malos), quiero confiar en que los espacios de intercambio de experiencias siguen siendo una buena apuesta para el crecimiento profesional de nuestra comunidad bibliotecológica.

Veamos, pues... La primera cita de esta apretada agenda será en Guatemala, en donde un animado grupo está preparando el V Simposio Nacional de Proyección y Actualización bibliotecológica, con el título "La función social de las bibliotecas en el desarrollo del país". Organiza la Universidad Rafael Landívar con la colaboración de varias instituciones, y tendrá lugar entre el 4 y el 8 de septiembre. El tema seleccionado por los colegas centroamericanos me parece importantísimo, realista y profundamente comprometido, una postura muy necesaria ya en Bibliotecología. Los cuadernos de trabajo de los principales centros bibliotecológicos internacionales incluyen esta temática: el rol social del bibliotecario. Muy pocas curriculas de nuestras Escuelas contemplan formación al respecto, por lo que los trabajos de investigación y exposición práctica que se presenten en la capital guatemalteca serán de sumo interés para el desarrollo de nuestra profesión en un contexto social cada vez más necesitado de acciones y más cansado de teorías y promesas.

México queda muy cerca, así que es posible realizar una visita a las sesiones presenciales del II Foro Social de Información, Documentación y Bibliotecas, que tendrán lugar en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM (México D.F.) los días 7 y 8, y que son continuación del encuentro mantenido en Buenos Aires en 2004. Las sesiones virtuales de dicho Foro llevan realizándose desde marzo de este año: los trabajos de las distintas Comisiones pueden ser consultados en el sitio del FSIDyB. El Congreso de la IASA (Asociación Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales) tendrá lugar allí mismo, entre el 9 y el 14, y un poco más al sur, en Oaxaca, la RIBDA (14º Reunión Interamericana de Bibliotecarios, Documentalistas y Especialistas en Información Agrícola) convocará a los colegas interesados en este área.

El siguiente encuentro será al sur del sur, en Rosario (Argentina), bellísima ciudad situada a orillas del enorme y bermejo río Paraná. Allí, entre los días 15 y 17 de septiembre, la ABPR (Asociación de Bibliotecarios Profesionales de Rosario) organiza las VII Jornadas Regionales y V Provinciales de Bibliotecarios, bajo el lema de "Dimensión humana, política y tecnológica de la información". Esta reunión regional –que convoca a muchísimos profesionales interesados en varias áreas de nuestra disciplina– se realiza cada dos años, así que no es cuestión de perdérsela.

La siguiente estación de este itinerario se encuentra al oeste, en Oruro, en las tierras altas bolivianas. Esta ciudad, cuna de la "Diablada" (expresión cultural proclamada "Patrimonio Cultural de la Humanidad" por la UNESCO) será la sede del III Congreso Nacional de Bibliotecología, Documentación, Archivística y Museología, organizado por el Colegio de Profesionales en Ciencias de la Información de Bolivia. Se realizará entre el 27 y el 29 de septiembre, bajo el título "El derecho de acceso a la información en Bolivia". Los excelentes resultados obtenidos en las jornadas del año anterior garantizan que las de este año serán de una alta calidad académica, amén de verse enmarcadas por un entorno natural y cultural y por un pueblo –el boliviano– que, estoy seguro, harán que los participantes disfruten totalmente del encuentro. Es de destacar que la producción intelectual boliviana en cuanto a bibliotecología destaca por su solidez, al igual que la labor realizada por sus numerosos centros de documentación. El intenso momento histórico y social que vive la nación en estos momentos aumenta el interés por visitar el hermano país andino y compartir sus experiencias y su saber.

Un mes después el punto de encuentro se desplaza al norte, siguiendo la corriente del gran río, y se sitúa en la ciudad de Asunción, en Paraguay, donde la Asociación de Bibliotecarios Graduados de Paraguay presenta el I Congreso Internacional y VI Congreso Nacional de Bibliotecarios, Documentalistas y Archivistas de Paraguay, con el título "El desarrollo humano en la Sociedad del Conocimiento: un análisis desde América Latina". Tendrá lugar entre el 16 y 17 de octubre, y la fecha de cierre para la recepción de trabajos es el 31 de agosto. Estoy seguro de que la proverbial cordialidad y calidez que caracterizan al pueblo paraguayo, así como lo interesante de las temáticas a tratar, harán de este evento algo imperdible. Las perspectivas latinoamericanas sobre la Sociedad de la Información y sus efectos en nuestra realidad continental me parecen muy necesarias: no siempre el contexto regional es tenido en cuenta por las potencias que hacen girar el paradigma del conocimiento. Creo que poner el acento sobre nuestras necesidades, posibilidades y puntos de vista es saludable y muy positivo a la hora de construir caminos a futuro para nuestras bibliotecas.

En noviembre la actividad continúa. Recostada al pie de la cordillera andina, la ciudad de Santiago de Chile será testigo del Primer Congreso de Bibliotecas Públicas de Chile, organizado por el Centro Bibliotecario de Puente Alto (una de las bibliotecas más grandes, vanguardistas y referentes en Chile; échenle un vistazo a este sitio), la Subdirección de Bibliotecas Públicas de Chile, la Biblioteca de Santiago y la revista "Pez de Plata". El evento tendrá lugar entre el 8 y el 10 de noviembre, y es de destacar que las bibliotecas públicas de los hermanos chilenos –de un nivel increíble– servirán de marco a todo el encuentro. Por lo tanto, habrá mucho que compartir y mucho que aprender de los enormes avances realizados en los ámbitos públicos chilenos.

Casi rozando este Congreso, habrá que desplazarse hacia el norte, cruzando los desiertos costeros, para llegarse a Lima, Perú, pues entre el 13 y el 15 de noviembre el Colegio de Bibliotecólogos de Perú organiza el II Congreso Internacional de Bibliotecología e Información, bajo el lema "La información: desafíos y retos en la era del conocimiento". Visitarlos será introducirse en un mundo más que interesante, activísimo, en el cual se pretenden tratar temas de vanguardia, como el Open Access y los recursos digitales en la Sociedad de la Información moderna.

Si a estas alturas no hemos quedado agotados, podremos seguir un poco más al norte, cruzar la frontera y situarnos en Riobamba, en tierras de Ecuador, en la mitad del mundo. Allí se prepara el IX Congreso de Bibliotecarios, Documentalistas y Archiveros, aunque, dado que aún está en preparación, no se puede decir mucho más. Sin embargo, conociendo el nivel de las bibliotecas y centros de documentación de los colegas ecuatorianos, puede asegurarse una masiva concurrencia y un muy buen nivel en las ponencias... al margen de que habrá un pequeño gran país por descubrir, con costas, sierras y selvas para visitar y asombrarse, y un horizonte humano, cultural y bibliotecológico más que interesante.

¿Agotados? Ni lo sueñen. Respiren en diciembre porque en febrero de 2007 La Habana será sede del BiblioArchi 2007 (12-16) y Buenos Aires, mi ciudad natal, alojará a los participantes del II Congreso Iberoamericano de Bibliotecología, organizadas por ABGRA entre el 14 y el 17 de abril.

Este agosto, entre el 19 y el 25, la capital de Corea del Sur albergará la 72º Conferencia y Consejo General de IFLA, en el cual, para mi suerte o desgracia, estaré participando con tres conferencias, un póster... y unas cuantas discusiones y debates profesionales muy encendidos. Dada la opinión contradictoria que me he forjado de tales mega-encuentros, no sé cuál será el resultado de mi trabajo o de mi participación. Lo que sé positivamente (porque lo aprendí tras el encuentro del año pasado, después de sentirme totalmente frustrado) es que ese viaje puntual me servirá para poder difundir, de alguna forma, las principales corrientes de pensamiento y acción que se estén desarrollando a nivel internacional. Además, podré contar un poco sobre la vida y la obra de la sociedad y las bibliotecas del este asiático, una región que combina asombrosamente lo mejor de su tradición milenaria con las más avanzadas tecnologías.

Me esperan unos cuántos kilómetros de viaje. Y no sólo llevaré mi trabajo profesional y mi curiosidad. También llevaré mis instrumentos musicales. Obtuve la oportunidad de difundir, en ámbitos académicos de los países que visitaré, un poco de la música tradicional / indígena de mi país, y de aprender mucho de la música y los instrumentos locales. Así que me queda un largo trayecto y mucho por hacer, definitivamente.

Espero poder retransmitir –en vivo o en diferido– algunos fragmentos de lo que vaya experimentando. No siempre pienso brindar la información más importante. Pretendo brindar una bitácora –de eso se trata esta página–, es decir, un cuaderno de viaje, un acercamiento humano y personal a otras realidades. Espero que ello permita a mis colegas comprender que no están solos, que hay muchos más trabajando, que vivimos en un mundo sin fronteras y que hay mucho, mucho haciéndose, y otro tanto por hacer.

Los saludos cordialmente desde debajo de los arneses de una mochila que cada día pesa más, y desde las páginas de un cuaderno de viaje en blanco, que esperan por notas y más notas.

Nos leemos por aquí...

Ilustración.