Cabecera. Bitácora de un bibliotecario. Por Edgardo Civallero

Sé que pueden quemar libros, arrasar bibliotecas, prohibir lenguas, desterrar creencias, borrar pasados, dibujar presentes, ordenar futuros, torturar y ejecutar personas... Pero también sé que aún no han descubierto como matar el cuerpo intangible y luminoso de una idea, de un sueño o de una esperanza.

Bitácora de un bibliotecario

"Bitácora de un bibliotecario" comenzó su andadura el 2 de diciembre de 2004 como uno de los primeros weblogs latinoamericanos / en español sobre bibliotecas y bibliotecarios.

En sus entradas, Edgardo Civallero, su autor —por entonces recién licenciado en Bibliotecología y Documentación, con unos pocos años de experiencia de trabajo a sus espaldas y asomándose a un mundo académico aún desconocido— fue reflejando sus preocupaciones y sus descubrimientos, sus ilusiones y sus decepciones, sus luchas y sus encuentros.

Entre 2005 y 2008 mantuvo en paralelo una versión en inglés, "The log of a librarian". A partir de 2009 la frecuencia de las publicaciones se distanció, y en 2014 el autor decidió cerrar la vieja "Bitácora..." y, con ella, una etapa de su vida personal y profesional.

Con la perspectiva que dan los años y el camino recorrido y con los aprendizajes acumulados en el morral, en 2015 el autor abrió un sitio web, titulado simplemente "Bibliotecario" (ver), heredero de esta bitácora y continuador de muchos de sus trabajos, de muchas de sus ideas y de todos sus valores.

Una selección de los contenidos publicados a lo largo de los años en "Bitácora de un bibliotecario" puede encontrarse en el espacio del autor en el archivo argentino de acceso abierto Acta Académica (ver).